APOYO EUROPEO A LA ACCIÓN MUNDIAL PARA TRANSFORMAR LOS SISTEMAS ALIMENTARIOS A TRAVÉS DE OCHO COALICIONES MUNDIALES

    0
    58

    Bruselas, 24 de marzo de 2022

    Ante de la grave situación de la seguridad alimentaria y de los elevados precios de los alimentos, tras dos años de pandemia de COVID-19 y las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania, la Comisión intensificó ayer su apoyo a la transformación de los sistemas alimentarios participando en ocho coaliciones para la acción, que ayudarán a los países socios en sus esfuerzos por transformar los sistemas alimentarios y contribuirán a promover a escala internacional el programa de la Estrategia «De la Granja a la Mesa». La decisión de participar activamente en estas ocho alianzas voluntarias de acción colectiva sucede a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios celebrada los días 23 y 24 de septiembre de 2021 en Nueva York. Las alianzas reúnen a representantes nacionales, organizaciones de la sociedad civil, investigadores y organizaciones internacionales para llevar a la práctica medidas de transformación en el ámbito de la seguridad alimentaria. La Comisión será un socio importante en ocho coaliciones:

    • La llamada «La comida no es basura» ayudará a los países a acometer una serie de intervenciones ligadas al contexto, desde políticas y reglamentos a iniciativas voluntarias, a fin de rebajar a la mitad el desperdicio de alimentos de aquí a 2030 y conseguir que las pérdidas de alimentos disminuyan en un 25% como mínimo. 
    • La coalición «Dietas saludables con sistemas alimentarios sostenibles para chicos y grandes» abordará tres cuestiones: malnutrición en todas sus formas; alimentos inseguros; e impacto medioambiental de la producción de alimentos. Por ejemplo, promoverá dietas saludables con un mayor aporte de alimentos de origen vegetal. 
    • La «Coalición de comidas escolares» se centrará en mejorar la calidad y ampliar el alcance de los programas de comidas escolares a escala mundial como manera de llegar a las comunidades. Esta coalición tiene por objeto ligar las comidas escolares al suministro de alimentos saludables por parte de los agricultores locales y conseguir que la alimentación escolar forme parte de los regímenes de protección social. La alimentación escolar puede tener un efecto positivo en la mejora de la escolarización y la asistencia. 
    • La coalición «Alimentos acuáticos y azules» tiene por objeto el aprovechamiento de todo el potencial de los alimentos acuáticos sostenibles, tales como el pescado, el marisco, las plantas acuáticas y las algas, capturados o cultivados en ecosistemas de agua dulce o marinos, de manera que contribuyan a poner fin a la malnutrición y a crear sistemas alimentarios respetuosos con la naturaleza, equitativos y resilientes. 
    • La coalición «Agroecología» persigue ampliar las prácticas y las cadenas de valor agroecológicas, que tienen potencial para crear unos sistemas alimentarios más inclusivos y sostenibles, haciendo hincapié en el apoyo a la innovación y aprovechando los conocimientos locales y científicos. 
    • La coalición «Hambre cero» abogará por la reducción del hambre y armonizará mejor los recursos existentes de los sectores público y privado con este fin. Esta coalición respaldará las inversiones que hayan demostrado tener efectos positivos en los medios de subsistencia de las pequeñas explotaciones agrícolas, por ejemplo, participación en organizaciones de agricultores, servicios de extensión para agricultoras, programas de formación profesional para jóvenes rurales y cadenas de almacenamiento y frío. 
    • La coalición «Lucha contra las crisis alimentarias dentro del nexo entre la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz» tiene por objeto crear las condiciones y estructuras propicias a un planteamiento para la resiliencia de los sistemas alimentarios en contextos frágiles, por ejemplo, medidas anticipatorias y fomento de regímenes de protección social que estén preparados frente a las crisis. 
    • La coalición «Aumento de la productividad sostenible» se centra en la tecnología y las innovaciones en pro del aumento de la productividad agrícola, al tiempo que se hace frente a los retos del cambio climático. Facilitará una plataforma para intercambiar mejores prácticas y determinar las lagunas de conocimiento y las oportunidades de investigación.

    La Comisión colaborará estrechamente con los Estados miembros, las agencias de las Naciones Unidas, la sociedad civil y otros socios de las coaliciones seleccionadas para mejorar la actuación colectiva en favor de una transformación sostenible de los sistemas alimentarios.

    Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

    La comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, declaró: «La invasión rusa de Ucrania está repercutiendo en la seguridad alimentaria en todo el mundo. La guerra seguirá deteriorando una situación ya dramática en muchas partes del mundo. Se prevé un agravamiento de las crisis alimentarias, cuyas consecuencias notarán sobre todo las personas más vulnerables. Hoy más que nunca, debemos invertir en sistemas alimentarios resilientes y sostenibles, de acuerdo con un firme principio multilateral a la hora de ayudar a los países socios. Esta es la razón por la que hemos decidido participar en ocho coaliciones de acción, que contribuirán a proteger y reforzar la seguridad alimentaria. Me conmueve especialmente formar parte de la «Coalición de comidas escolares» debido al papel fundamental de la nutrición escolar en la educación y el desarrollo infantil».

    Janez Lenarčič, comisario de Gestión de Crisis, comentó: «Cada día de agresión rusa contra Ucrania significa un mayor número de ucranianos que se quedan sin alimento. Además, teniendo en cuenta las ramificaciones mundiales de esta agresión injustificada, incluida la subida de los precios de los alimentos, es imperativo no olvidar otras crisis en el mundo ni a las personas más vulnerables que ya se enfrentan a una inseguridad alimentaria crítica. La UE hará lo que le corresponde, sobre todo reforzando nuestras asociaciones y aprovechando todas las sinergias posibles para evitar lo que podría convertirse en la peor crisis humanitaria de seguridad alimentaria de este siglo. Me alegra especialmente apoyar las coaliciones “Hambre cero” y “Lucha contra las crisis alimentarias dentro del nexo”, que podrían ampliar aún más nuestros esfuerzos como Equipo Europa para hacer frente a las crisis alimentarias y nutricionales actuales y prevenir crisis futuras».

    Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura, añadió: «La agresión rusa a Ucrania no es solo una violación del Derecho internacional, sino también una amenaza para la seguridad alimentaria internacional. Dado que el futuro de nuestra seguridad alimentaria depende de sistemas agrícolas resilientes y sostenibles, debemos colaborar para promover sistemas que sean productivos para la sociedad, rentables para los agricultores y respetuosos con nuestro medio ambiente. Por lo tanto, celebro el compromiso activo de la Comisión con estas coaliciones mundiales, especialmente las de “Productividad sostenible” y “Agroecología”. Aprovecharemos la investigación y la innovación de la UE para fomentar nuevos conocimientos, tecnologías y soluciones basadas en la naturaleza a fin de contribuir a garantizar el futuro de nuestra alimentación y nuestra agricultura».

    La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, observó: «Esta invasión rusa de Ucrania está afectando a la salud de miles de civiles y tiene profundas consecuencias negativas en la seguridad alimentaria a escala mundial. Las crisis del clima y la biodiversidad, la COVID-19 y la guerra de Ucrania exigen que aceleremos la transición hacia unos sistemas alimentarios resilientes y sostenibles. Estas ocho coaliciones constituyen una actuación tangible para llevar a cabo esta transición, que abarca toda la cadena alimentaria, desde la producción primaria hasta la transformación y el consumo de alimentos. Apoyo plenamente los objetivos de las coaliciones encaminadas a garantizar que los alimentos saludables y nutritivos procedentes de sistemas alimentarios sostenibles estén al alcance de todos y a disminuir la pérdida y el desperdicio de alimentos. Trabajar y actuar juntos en estos temas es la solución para superar la inseguridad y situar a nuestro planeta en la senda de la sostenibilidad».

    El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, dijo: «La producción de alimentos es una necesidad, ya que sustenta nuestra vida, como lo hace la naturaleza. Tenemos que ser conscientes del impacto medioambiental de nuestros alimentos y promover hábitos de producción y alimentación saludables que conduzcan a la resiliencia y la sostenibilidad, lo que constituye una vía directa hacia una alimentación segura para miles de millones de personas a escala mundial. La pesca y la acuicultura también tienen un papel clave que desempeñar a la hora de aportar seguridad alimentaria y nutrición. Mediante nuestras políticas dentro de la Unión y nuestro compromiso con la coalición «Alimentos acuáticos y azules», garantizamos nuestro apoyo a un surtido sano y sostenible de alimentos acuáticos a escala mundial».

    La comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, declaró: «La contribución científica y el compromiso de la Comisión han sido fundamentales a la hora de preparar las coaliciones. En colaboración directa con el Grupo Científico de la Cumbre, el CCI ha puesto su experiencia, conocimientos, datos y análisis al servicio de las coaliciones. Además, como contribución de la UE al proceso de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios, la DG Investigación e Innovación ha creado un grupo de expertos de alto nivel para estudiar las necesidades y opciones para reforzar la interfaz internacional de política científica a fin de mejorar la gobernanza de los sistemas alimentarios. Sus recomendaciones se ultimarán en mayo de 2022.»

    Contexto

    Dos años de pandemia de COVID-19 y, más recientemente, la invasión rusa de Ucrania y la guerra subsiguiente, han empeorado una situación de seguridad alimentaria ya muy grave, con unos precios de los alimentos muy altos y un número cada vez mayor de personas malnutridas o que sufren inseguridad alimentaria. En septiembre de 2021, más de 161 millones de personas de 42 países padecían una grave inseguridad alimentaria. Casi una de cada tres personas del mundo no tenía acceso a alimentos adecuados; los costes de una dieta sana estaban fuera del alcance de unos tres mil millones de personas.

    La UE es un importante agente humanitario y de desarrollo en materia de seguridad alimentaria y nutricional, y presta un apoyo financiero y político sustancial. En términos de cooperación al desarrollo, en el período 2014-2020, la UE destinó más de 10 000 millones de euros a mejorar la seguridad alimentaria de las personas más pobres y vulnerables, a contribuir a erradicar el hambre y a luchar mejor contra la malnutrición. En el programa de cooperación internacional 2021-2027 (IVDCI – Europa Global), los sistemas alimentarios son un ámbito prioritario en unos setenta países socios.

    La participación de la Comisión en ocho coaliciones es un resultado de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios, que se celebró los días 23 y 24 de septiembre de 2021. La Cumbre ha hecho de la necesidad de transformar los sistemas alimentarios y hacerlos más sostenibles, proporcionando al mismo tiempo alimentos saludables, nutritivos y asequibles, una de las primeras prioridades mundiales. La UE seguirá activa en este contexto multilateral y fomentando el programa «De la Granja a la Mesa» a escala mundial. Esta última estrategia ocupa un lugar central en el Pacto Verde Europeo, con el objetivo de lograr que los sistemas alimentarios sean justos, saludables y respetuosos con el medio ambiente. Unas bases científicas sólidas también son clave para el apoyo de la Comisión a las coaliciones en pro de la acción, que constituyen uno de los principales resultados del evento.

    Más información

    Página web sobre la inversión en una agricultura y unos sistemas alimentarios sostenibles

    Ficha informativa sobre la resiliencia ante las crisis alimentarias

    Estrategia «De la Granja a la Mesa»