LA NORMATIVA AMBIENTAL SE ACUERDA DESDE SEVILLA.

    0
    231
    Arrow from green grass through dry country with cracked soil. Concept of change climate or global warming.

    Con el fin de reducir las emisiones a la atmósfera, el agua y el suelo, la Unión Europea revisa y actualiza periódicamente las normas medioambientales para más de 52.000 instalaciones agroindustriales. Para lograrlo, expertos de los Estados miembros, la industria, las ONG medioambientales y los servicios de la Comisión debaten juntos todos los detalles de estas normas. Este enfoque participativo, riguroso y transparente se conoce internacionalmente como el Proceso de Sevilla.

    La Oficina Europea de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (EIPPCB) ha dirigido y coordinado este proceso durante los últimos 20 años desde el Centro Común de Investigación de Sevilla. Ha demostrado ser un proceso que permite el consenso en la legislación para los sectores con mayor impacto en el medio ambiente. Y las decisiones se toman sobre la base de información y datos científicos y tecnoeconómicos, con la participación de todas las partes interesadas pertinentes. Esto contribuye a la aplicación eficaz de la Directiva sobre las emisiones industriales en toda la Unión Europea..

    Para cada sector, un grupo de trabajo actualiza las normas existentes, tras un examen detallado de todos los hechos y datos relacionados con el uso de los procesos y tecnologías más avanzados. Se trata de un intercambio de información amplio, inclusivo y transparente entre las partes interesadas para definir nuevas mejores técnicas disponibles y debatir su inclusión en los documentos de referencia sobre las mejores técnicas disponibles (los BREFs). Por último, los Estados miembros votan estas conclusiones, que pasarán a ser legislación medioambiental tras su adopción formal por la Comisión Europea.