NUEVAS NORMAS PARA PROMOVER LA SALUD ANIMAL Y LUCHAR CONTRA LA RESISTENCIA A LOS ANTIMICROBIANOS

    0
    85

    En el marco de la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos, desde el pasado viernes 27 de enero, rige en la UE una legislación renovada sobre medicamentos veterinarios. Esta legislación, adoptada hace tres años, es ahora una piedra angular para la consecución de los objetivos establecidos en la Estrategia «De la Granja a la Mesa» y en el Plan de Acción europeo «Una sola salud» para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos. La legislación también consolida el liderazgo a nivel mundial de la UE en este ámbito.

    Acogiendo con satisfacción este hito, la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, declaró lo siguiente:

    Stella Kyriakides

    «La pandemia de COVID-19 ha mostrado hasta qué punto están interrelacionadas la salud humana, vegetal y animal, la salud medioambiental y la seguridad alimentaria. El ejemplo más claro de estos vínculos es la pandemia silenciosa de la resistencia a los antimicrobianos.

    En nuestra Estrategia «De la Granja a la Mesa», nos hemos fijado el ambicioso objetivo de reducir a la mitad las ventas totales de antimicrobianos en la UE para animales de granja y de la acuicultura de aquí a 2030. Con el Plan de Acción europeo «Una sola salud», nos proponemos abordar esta posible crisis sanitaria atendiendo a la salud humana, animal y vegetal como un todo continuo. Las nuevas normas serán fundamentales para lograrlo.

    En la UE, la mayoría de los antimicrobianos se administran a animales, obedeciendo al mismo principio básico que se aplica para los seres humanos: tratar las enfermedades y mantenerlos sanos. Sin embargo, es posible reducir de antemano las infecciones y la necesidad de tratamiento mediante la mejora de las prácticas de higiene y la vacunación, así como, en el caso de los animales de granja, la bioseguridad y las prácticas ganaderas. La prioridad debe ser limitar el uso de antimicrobianos.

    Las nuevas normas garantizarán que, a partir de hoy, solo se administren tratamientos con antimicrobianos a los animales cuando sea absolutamente imprescindible. Junto con la nueva legislación sobre piensos medicamentosos, que prohibirá su uso preventivo y restringirá la prescripción de antimicrobianos en esos piensos, las nuevas normas contribuirán considerablemente a luchar contra la resistencia a los antimicrobianos.

    Las nuevas normas también promoverán la disponibilidad de medicamentos veterinarios prometedores en el futuro mediante el fomento de la innovación y la competitividad.

    Animo a todos los Estados miembros a que se aseguren de que se ponen en marcha las medidas y los recursos adecuados para garantizar el pleno funcionamiento en la práctica de la legislación a nivel nacional y para que su aplicación sea un éxito común.

    Las nuevas normas refuerzan la posición de la UE a la vanguardia de la lucha mundial contra la resistencia a los antimicrobianos, al tiempo que nos dotan de un marco jurídico en materia de medicamentos veterinarios moderno, innovador y adecuado para los fines perseguidos».

    Contexto

    Los medicamentos veterinarios, también llamados medicamentos para uso veterinario, son sustancias o combinaciones de sustancias que se utilizan para tratar, prevenir o diagnosticar enfermedades en animales.

    La UE apoya el desarrollo y la autorización de medicamentos veterinarios seguros, eficaces y de calidad para la industria alimentaria y los animales de compañía. Contribuye así a garantizar la disponibilidad de estos medicamentos, así como el máximo nivel de protección de la salud pública, animal y del medio ambiente.

    El nuevo Reglamento sobre medicamentos veterinarios, adoptado en 2019, entró en vigor el 28 de enero de 2022.

    Los objetivos principales de la legislación son:

    • establecer un marco jurídico moderno, innovador y adecuado para los fines perseguidos,
    • incentivar la innovación en el ámbito de los medicamentos veterinarios y aumentar su disponibilidad,
    • reforzar la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos a escala de la UE.

    En los últimos años, la Comisión ha estado trabajando en la adopción de unos veinticinco actos delegados y de ejecución para completar el presente Reglamento, la mitad de los cuales ya se habrán adoptado en la fecha de aplicación del Reglamento.

    Más información:

    Preguntas y Respuestas