SISTEMAS ALIMENTARIOS RESILIENTES Y SOSTENIBLES

0
41

Cinco preguntas clave a responder sobre sistemas alimentarios resilientes y sostenibles

Por JONATHAN SMITH

Este artículo se publicó originalmente en Horizon, la revista de Investigación e Innovación de la UE

Los sistemas alimentarios son altamente complejos e interconectados. Si queremos que nuestras tiendas de comestibles y cocinas tengan un futuro con estantes llenos, debemos ser capaces de hacer que nuestros sistemas alimentarios sean sostenibles. La revista Horizon se puso en contacto con expertos en sistemas alimentarios con cinco preguntas esenciales.

El crecimiento de la población mundial, la reducción de la pobreza rural, la protección del medio ambiente, el cambio climático y la crisis de la biodiversidad son solo algunos de los desafíos a los que se enfrenta actualmente la agricultura en todo el mundo. Pero podemos hacer mucho para mejorar esta situación repensando los sistemas de producción y distribución de alimentos para hacerlos más sostenibles. Este cambio debería reflejar las necesidades, la cultura y las condiciones locales, dicen los expertos.

Hasta ahora, los planes para cambiar la industria alimentaria se hacían sector por sector a través de, por ejemplo, la agricultura, la educación y la salud. Pero este enfoque no reconoce las interconexiones entre los alimentos, la salud y el medio ambiente. Se requiere un enfoque sistemático del cambio.

«Estas interconexiones deben ser reconocidas para lograr una planificación efectiva y una implementación exitosa de políticas», dijo Tom Arnold. Preside el Grupo de Expertos de Alto Nivel de la Comisión Europea sobre cómo la ciencia y la evidencia pueden apoyar mejor la formulación de políticas para sistemas alimentarios sostenibles.

Sistemas alimentarios

La clave para revertir este enfoque fragmentado es adoptar una visión de los «sistemas alimentarios». Busca identificar, analizar y evaluar el impacto y la retroalimentación de los diferentes actores, actividades y resultados del sistema. Esto, a su vez, ayuda a identificar posibles medidas para mejorar la seguridad de los alimentos y la nutrición.

Los sistemas alimentarios son una compleja red de personas, instituciones, actividades, procesos e infraestructura que se combinan para producir, procesar, transportar, servir y consumir alimentos.

El sistema alimentario no solo influye profundamente en nuestra salud corporal, sino también en la salud de nuestro medio ambiente, economía e incluso nuestra sociedad. Cuando funciona bien, es la base de nuestras familias, comunidades y países.

Tras la pandemia de COVID-19 y la invasión rusa de Ucrania, está claro que gran parte del sistema alimentario mundial carece de resiliencia y es vulnerable al colapso. Para abordar estas vulnerabilidades, los expertos deben considerar cinco preguntas clave sobre el sistema alimentario mundial.

1. ¿Cómo influyen y se ven afectados por el cambio climático los sistemas alimentarios?

Cada actividad dentro del sistema alimentario genera contaminantes y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que causan el cambio climático. La producción de alimentos generalmente implica el uso de maquinaria agrícola, fertilizantes industriales y envases, todos los cuales dependen en gran medida de los componentes de los combustibles fósiles. Gran parte de la comida se refrigera y viaja largas distancias de la granja a la mesa.

Además, la sobreproducción conduce a grandes cantidades de alimentos que se desperdician. A medida que se descompone, los alimentos generan metano, un potente GEI. Cuando se desperdician alimentos, las emisiones generadas para producir esos alimentos también se desperdician.

El cambio climático afecta directamente a la seguridad alimentaria y nutricional, especialmente en el Sur Global. Allí, muchos países están experimentando una temporada de crecimiento más corta, menores rendimientos de cultivos y cantidades decrecientes de tierras cultivables.

El aumento de las temperaturas puede conducir a la escasez de agua, exacerbando la desnutrición. Millones de pequeños agricultores (que a menudo son la columna vertebral de la producción de alimentos) están cerrando para ser reemplazados por operaciones a gran escala que producen alimentos para la exportación, no para la población local.

2. ¿Qué están haciendo los responsables políticos, los científicos y los ciudadanos europeos para transformar los sistemas alimentarios?

La Estrategia de la Granja a la Mesa de la UE de 2019 reconoce los retos a los que se enfrentan los sistemas alimentarios sostenibles. Su objetivo es garantizar que los beneficios de la transición hacia una economía verde sean experimentados por todos en la sociedad.

Profesora Roberta Sonnino

Los Estados Miembros deben cumplir los compromisos asumidos en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021 y establecer un vínculo vital entre las acciones políticas mundiales y locales.

Roberta Sonnino, profesora de Sistemas Alimentarios Sostenibles en el Centro para el Medio Ambiente y la Sostenibilidad, Universidad de Surrey.

«Este es un paso importante en el desarrollo de políticas que reconozcan la complejidad de los sistemas alimentarios junto con otros sistemas complejos como los ecosistemas, el bienestar, la economía y el cambio climático», dijo Roberta Sonnino, profesora de Sistemas Alimentarios Sostenibles en el Centro para el Medio Ambiente y la Sostenibilidad de la Universidad de Surrey.

«Además, los Estados miembros deben cumplir los compromisos asumidos en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021 y formar un vínculo vital entre las acciones políticas mundiales y locales», dijo.

Los Estados miembros también deben trabajar más estrechamente con la gente común para mejorar la formulación de políticas de sistemas alimentarios a nivel regional.

Las medidas específicas para transformar el sistema alimentario varían de un lugar a otro. Por ejemplo, el sistema de planificación, con sus planes de uso de la tierra y leyes de zonificación, podría abrir nuevas vías para el cambio.

Podrían surgir esquemas de inversión innovadores y modelos de negocio basados en las interacciones entre alimentos, salud e inclusión.

Las reformas de sostenibilidad fueron una gran parte de la nueva Política Agrícola Común 2023-2027, por ejemplo, mientras que el Pacto Verde Europeo (EGD) refleja este cambio de enfoque.

El EGD planea hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro para 2050. Esta ambición abarca estrategias relevantes para el sector alimentario, como la Estrategia de la Granja a la Mesa y la Estrategia de Biodiversidad para 2030.

Tom Arnold

No hay una «bala de plata». Cada país tiene su propio sistema alimentario distintivo, basado en su base de recursos naturales, clima, patrones de producción, hábitos alimenticios e historia.

Tom Arnold, presidente del Grupo de Expertos de Alto Nivel de la Comisión Europea para evaluar la necesidad de una plataforma internacional para la ciencia de los sistemas alimentarios (IPFSS)

A pesar de los progresos actuales, se trata de un trabajo complejo. No hay una «bala de plata», afirma Arnold. «Cada país tiene su propio sistema alimentario distintivo, basado en su base de recursos naturales, clima, patrones de producción, hábitos alimenticios e historia», explicó.

3. ¿Cuál es la mejor manera de conectar medidas de arriba hacia abajo (globales) y de abajo hacia arriba (locales) para transformar los sistemas alimentarios?

Una forma es que las iniciativas globales y locales estén conectadas a nivel nacional. «Necesitamos inversiones por parte de los gobiernos nacionales para desarrollar la infraestructura de sistemas alimentarios sostenibles, como los mercados mayoristas, los mercados de agricultores, los centros de alimentos y otros canales de distribución de alimentos», dijo el profesor Sonnino. Esta acción fomentaría la cooperación entre los actores de la industria.

Los gobiernos nacionales y regionales también tienen la capacidad de utilizar sus poderes regulatorios y legislativos para crear un entorno más propicio para las agendas transformadoras.

La Cumbre del Sistema Alimentario de 2021 concluyó que la transformación del sistema alimentario mundial requerirá un enfoque particular en la ciencia, la investigación y la innovación.

Tom Arnold

Las políticas específicas de precios, impuestos y publicidad, combinadas con el establecimiento de objetivos nacionales de descarbonización, también son necesarias para abordar situaciones en las que los entornos alimentarios se diseñan únicamente por consideraciones de mercado. Desafortunadamente, este es a menudo el caso en áreas desfavorecidas.

«La Cumbre del Sistema Alimentario de 2021 concluyó que la transformación del sistema alimentario mundial requerirá un enfoque particular en la ciencia, la investigación y la innovación», dijo Arnold. De acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, el objetivo es implementar el cambio a través de la financiación, los datos, la gobernanza y el comercio, y apoyar sistemas alimentarios más saludables, inclusivos y sostenibles.

«Esto incluye aprovechar las buenas prácticas, como los sistemas alimentarios indígenas, e involucrar a todas las personas, en particular a las mujeres y los jóvenes, los pueblos indígenas, las empresas y los productores», dijo.

4. ¿Por qué es difícil para las ciudades y regiones abordar la relación entre la alimentación, la salud y la inclusión?

Las ciudades y regiones operan dentro de un entorno administrativo fragmentado, que todavía está dominado por formas de trabajo históricamente «aisladas». En tales circunstancias, es difícil desarrollar políticas que inicien y sostengan el cambio. Los innovadores del sistema alimentario a menudo se encuentran trabajando de forma aislada.

Si bien una cosa es poner en marcha estrategias transformadoras que se basen en las conexiones entre los alimentos, la salud y la inclusión, otra cosa es mantener la agenda de transformación y lograr escala.

«Para permitir y apoyar las iniciativas locales, necesitamos urgentemente abordar la naturaleza fracturada de los sistemas alimentarios en múltiples niveles verticales (global-locales) y horizontales (sectoriales y territoriales) de gobernanza», dijo el profesor Sonnino.

5. ¿Existen ejemplos de ciudades o regiones europeas que puedan actuar como modelos a seguir para transformar los sistemas alimentarios?

Hay muchos ejemplos de ciudades europeas que trabajan para hacer que el sistema alimentario sea más saludable e inclusivo a través de la adopción de un enfoque «basado en el lugar». Con su énfasis en los «lugares», el programa de Investigación e Innovación Food 2030 ha sido fundamental para ayudar a las ciudades a aprovechar las condiciones locales específicas para abordar las necesidades locales de manera innovadora. Siempre hay que encontrar un equilibrio entre los diferentes objetivos de sostenibilidad a diferentes escalas.

Un mecanismo importante que puede ser empleado por el gobierno local a nivel de la ciudad es el Consejo de Política Alimentaria, que involucra activamente a los ciudadanos en las políticas alimentarias locales y la gobernanza.

Los Consejos de Política Alimentaria están actualmente bien establecidos en ciudades como Viena, Ámsterdam y Berlín, por nombrar algunas. Otras ciudades están utilizando sus poderes de adquisición de alimentos para desarrollar sistemas alimentarios públicos que proporcionen alimentos saludables a ciudadanos vulnerables como escolares, pacientes de hospitales y ancianos residentes de hogares de ancianos. Esto significa trabajar con aquellos productores de alimentos y servicios de catering que respetan el medio ambiente.

Uno de los mejores ejemplos en este sentido es Copenhague, donde el proceso de licitación está impulsado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

«Pero no puedo pensar en una sola ciudad que haya logrado reformar a fondo su sistema alimentario», dijo el profesor Sonnino.

«Los ejemplos de mejores prácticas tienden a surgir dentro de áreas muy específicas y, por lo tanto, son bastante raros y fragmentados. Actualmente carecemos de ejemplos de agendas de política alimentaria completamente integradas, a nivel urbano y más allá», señaló.

El impulso para hacer de los sistemas alimentarios sostenibles la norma tendrá un impacto positivo en la creación de empleo y las economías locales. Hará que las comunidades locales sean más autosuficientes y sostenibles, y eventualmente nos beneficiará a todos.

COALICIÓN MUNDIAL PARA LOS SISTEMAS ALIMENTARIOS

El 23 de marzo de 2022, la Comisión Europea anunció que está intensificando el apoyo a la acción mundial para transformar los sistemas alimentarios a través de ocho coaliciones mundiales.

Las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria están en primer plano en Europa y en todo el mundo en el momento actual, con precios altos y problemas agudos de suministro, la situación tiene el potencial de ser desastrosa.

El doble golpe de la pandemia de Covid-19 y la invasión rusa de Ucrania han golpeado el corazón de la seguridad alimentaria mundial y la resiliencia. Al participar en ocho Coaliciones Mundiales para la Acción, la Unión Europea trabajará junto con socios mundiales para mejorar la seguridad alimentaria.

La UE participará activamente y apoyará la acción sobre la producción de alimentos para mejorar la dieta y la nutrición, la sostenibilidad, la resiliencia y la productividad a fin de ayudar a mitigar y evitar las crisis alimentarias a escala mundial a través de las Coaliciones.

En una declaración, la comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, ha declarado: «La contribución científica y el compromiso de la Comisión han sido fundamentales en la preparación de las coaliciones… (Hemos establecido) un grupo de expertos de alto nivel para explorar las necesidades y opciones para fortalecer la interfaz de política científica internacional para mejorar la gobernanza de los sistemas alimentarios, cuyas recomendaciones se finalizarán en mayo de 2022.

Para obtener más información sobre el papel de la UE en la acción internacional para transformar los sistemas alimentarios a través de ocho coaliciones mundiales, siga el enlace al comunicado de prensa a continuación.

Seguridad alimentaria: la Comisión intensifica su apoyo a la acción mundial para transformar los sistemas alimentarios a través de ocho coaliciones mundiales

Más información

Estrategia de la granja a la mesa

Política Agrícola Común (PAC)

Estrategia de biodiversidad para 2030

Hacia un sistema alimentario sostenible, Dictamen científico emitido a la Comisión Europea por el Grupo de Asesores Científicos Principales

Preguntas y respuestas: La pandemia de Covid-19 pone de relieve la necesidad urgente de cambiar el sistema alimentario de Europa