ACCIONES DEL ÚLTIMO AÑO DE LA U.E PARA LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

0
269

Proteger el medio ambiente es una de las prioridades de la Unión Europea. Así quedó reflejado en el Pacto Verde Europeo, presentado en diciembre de 2019, y cuyo principal objetivo es que Europa sea el primer continente climáticamente neutro en 2050.

Para ello, desde la aprobación del Pacto Verde Europeo, se han implantado diferentes medidas políticas y legislativas destinadas a transformar la economía europea hacia una economía sostenible. Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado cada año el día 5 de junio, repasamos algunas de las acciones puestas en marcha por la Unión Europea en materia medioambiental en el último año.

Cumpliendo con el Pacto Verde Europeo

El Pacto Verde Europeo es la hoja de ruta de la Unión Europea para abordar los desafíos medioambientales e impulsar la transición hacia una economía verde y justa, con el fin de reducir las emisiones en, al menos, un 55 % de aquí a 2030. Para alcanzarlo, la UE presentó en julio de 2021,  «Objetivo 55», un conjunto de propuestas para revisar y modificar la legislación de la UE. El objetivo de garantizar que las políticas de la UE están en línea con los objetivos climáticos.

  • Fondo Social para el Clima

Los primeros acuerdos del paquete de medidas «Objetivo 55» llegaron en 2022. Algunos de ellos tan significativos como el Fondo Social para el Clima. En diciembre de 2022, los Estados miembros acordaron la creación de este Fondo, aprobado por el Parlamento en abril de 2023, para compensar a los hogares, microempresas y los usuarios del transporte vulnerables por algunos de los costes de la transición ecológica.

¿Cómo puede ayudar el Fondo Social para el Clima a la ciudadanía? Algunas de las medidas concretas que financiará son la reducción de los impuestos y tasas sobre la energía o concesión de otras formas de ayuda directa para hacer frente al aumento de los precios del transporte por carretera y del combustible para la calefacción; o los incentivos para la renovación de edificios y para el cambio a fuentes de energía renovables en los mismos.

  • Primero, la eficiencia energética

En marzo de 2023, se adoptó la Directiva de la UE relativa a la eficiencia energética, un paso más para alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo. Por primera vez, se otorga fuerza jurídica al principio de Primero, la eficiencia energética. Con ello, cada país de la UE debe tener en cuenta la eficiencia energética en todas sus decisiones políticas. Por otro lado, la obligación de ahorro de energía anual casi se duplica.

El texto establece un objetivo de eficiencia energética del 11,7 % para 2030, superando la propuesta original contemplada en «Objetivo 55» de la Comisión.

  • La pionera Ley de Restauración de la Naturaleza

Es la primera legislación de la historia en la que se propone explícitamente recuperar la naturaleza de Europa. El objetivo es reparar el 80 % de los hábitats europeos en mal estado y para ello, se espera que las medidas de restauración de la naturaleza alcancen al menos el 20 % de las zonas terrestres y marítimas de la UE de aquí a 2030. Esta legislación responde a uno de los elementos clave del Pacto Verde Europeo: el compromiso de la Estrategia sobre la Biodiversidad de aquí a 2030.

Un año del #REPowerEU

El pasado 18 de mayo se cumplió un año de la presentación de REPowerEU, un plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos y hacer frente a la crisis climática. Gracias a su puesta en marcha y la actuación conjunta de la Unión Europea, además de reducir la dependencia energética de Rusia, se ha producido un ahorro de casi el 20 % de su consumo energético.

  • Impulso a las renovables

Uno de los pilares del plan REPowerEU es impulsar las energías renovables. Para ello, se está acelerando la transición ecológica y se están promoviendo inversiones masivas en fuentes de energía sostenibles. Durante el último año la UE ha logrado generar, por primera vez, más electricidad a partir de fuentes eólicas y solares que de gas.

Esto ha motivado que, en marzo de 2023, la UE acordó una legislación más fuerte para aumentar su capacidad de energías renovables. Así pues, se ha elevado el objetivo vinculante de la UE para 2030 al 42,5 %, con la ambición de alcanzar el 45 %. Con ello, casi se duplicaría la cuota existente de energía renovable en la UE.

  • El Plan Industrial del Pacto Verde Europeo

Por otro lado, para apoyar la transición limpia, se ha propuesto el Plan Industrial del Pacto Verde Europeo, basado en cuatro pilares: establecer un marco regulador más sencillo, rápido y predecible; acelerar la financiación y la inversión destinadas a la producción de tecnologías limpias; mejorar la capacidad de la industria y de los trabajadores para llevar a cabo esta transición; y, por último, alcanzar la cooperación mundial y hacer que el comercio funcione de forma más ecológica.

Hacia una economía circular y consumo sostenible

Alcanzar la neutralidad climática solo es posible si hay una transición hacia una economía totalmente circular y, para ello, es necesaria la cooperación plena tanto de las empresas como de los consumidores. A lo largo de este último año, desde la Unión Europea se han puesto en marcha diferentes medidas e iniciativas encaminadas a reducir la huella del consumo en la UE.

  • Frenar la generación de residuos

El pasado 30 de noviembre de 2022, la Comisión Europea propuso nuevas normas sobre envasespara toda la UE con el objetivo de hacer frente a esta fuente cada vez mayor de residuos. Estas normas giran en torno a tres objetivos principales:

  1. restringir el envasado innecesario
  2. hacer que todos los envases del mercado de la UE sean reciclables
  3. reducir las necesidades de recursos naturales primarios, aumentando el uso de plásticos reciclados en los envases.

Estas medidas buscan reducir, de aquí a 2030, a 43 millones de toneladas las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de los envases, frente a los 66 millones de toneladas que se generarían de no ser por la modificación de la legislación.

  •  El Derecho a Reparar

Avanzando en el camino hacia el objetivo del consumo sostenible, la Comisión Europea adoptó en 2023 una nueva propuesta sobre las normas comunes que promueven la reparación de bienes. Con ello, no solo se reducen los residuos, también repercute en ahorro para los consumidores.

En las últimas décadas, se ha priorizado la sustitución frente a la reparación cuando los productos comienzan a fallar. Con esta propuesta, se busca darles facilidad a los consumidores para reparar productos, con opciones más sencillas y económicas. Una mayor demanda de reparación incentivará a los productores y vendedores a desarrollar modelos de negocio más sostenibles.

  • Reducir el consumo textil

La ropa ocupa uno de los principales gastos de los consumidores. La producción en masa y el abaratamiento en los procesos de producción ha disparado el consumo de moda. Según datos del Parlamento Europeo, el consumo de los europeos en moda ha aumentado en hasta un 40 % desde 1996. No obstante, cada vez más personas optan por dar una segunda vida a sus prendas.

Por este motivo, la campaña europea ReFashionNow busca concienciar sobre la importancia de evitar la producción innecesaria de ropa y reducir el desperdicio de prendas. Hoy en día, la gestión de residuos derivada del sector textil supone un problema para muchos países. Además, la producción textil utiliza gran cantidad de recursos hídricos a la vez que contamina el agua con sus tintes. Por ello, desde esta iniciativa, se busca concienciar sobre un consumo responsable y evitar uso fugaz de las prendas, con el objetivo de alcanzar un mercado textil más sostenible.

Te puede interesar:

Estrategia Europea sobre BiodiversidadES•••

Agua potable y consumo responsable: el objetivo de la Unión EuropeaES•••

Refashion y cómo dar una segunda vida a tu ropaES•••