COP28: LA U.E PROMUEVE LA COOPERACIÓN MUNDIAL EN TARIFICACIÓN DE CARBONO

0
106

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen , ha organizado el día 1 de diciembre (2023), un acto de alto nivel en la COP28 para promover el desarrollo de la tarificación del carbono y los mercados de carbono como instrumentos poderosos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Se basa en el llamamiento a la acción para unos mercados de carbono adaptados al Acuerdo de París que la Comisión Europea, España y Francia pusieron en marcha en junio de 2023.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen , ha declarado lo siguiente:

«La tarificación del carbono es elelemento central del Pacto Verde Europeo. En la Unión Europea, si se contamina, hay que pagar un precio por ello. Si se quiere evitar pagar ese precio, hay que innovar e invertir en tecnologías limpias. Y esto funciona. Desde 2005, el RCDE UE ha reducido las emisiones en los sectores cubiertos en más de un 37 % y ha recaudado más de 175.000 millones de euros. Muchos países de todo el mundo adoptan ahora la tarificación del carbono, con 73 instrumentos que abarcan una cuarta parte del total de las emisiones mundiales. Se trata de un buen comienzo, pero debemos ir más lejos y más deprisa. La UE está dispuesta a compartir su dilatada experiencia ya ayudar a otros en esta noble tarea».

El presidente del Banco Mundial , Ajay Banga, el director general de la Organización Mundial del Comercio , Ngozi Okonjo-Iweala, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional , Kristalina Georgieva, participaron en el acto organizado hoy por la Comisión Europea, que marca una nueva fase en la cooperación en materia de tarificación del carbono . Las cuatro organizaciones subrayaron la importancia de la tarificación del carbono para el clima y para una transición justa. El acto de hoy también incluyó las intervenciones del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y del presidente de Zambia, Hakainde Hichilema, que dieron a conocer la perspectiva de sus países sobre los retos y beneficios de seguir fomentando la tarificación del carbono y garantizando la elevada integridad de los mercados internacionales de carbono.

La Comisión seguirá prestando apoyo técnico a los países que deseen introducir regímenes de tarificación del carbono en su legislación nacional y los ayudará a desarrollar enfoques sólidos de los mercados internacionales de carbono que sean coherentes con sus estrategias climáticas y de desarrollo a largo plazo. Los créditos de carbono deben basarse en normas comunes y robustas que garantizan una reducción efectiva de las emisiones mediante proyectos transparentes y verificados. Tras el acto celebrado hoy, la COP28 debe desempeñar un papel importante a la hora de establecer un valor de referencia para los mercados internacionales y voluntarios de carbono que garanticen su valor añadido y su confiabilidad, promoviendo al mismo tiempo un reparto equitativo de los beneficios entre los participantes. Necesitamos una norma creíble que impulse la inversión transformadora, respetando los límites medioambientales y evitando la dependencia de niveles insostenibles de emisiones o la dependencia injustificada de absorciones vulnerables.

Contexto

La tarificación del carbono es una parte esencial de las políticas climáticas de la UE, ambiciosas y acertadas, aplicadas a través del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) . Fijar un precio para las emisiones de gases de efecto invernadero es una manera justa y económicamente eficiente de reducirlas, ya que penaliza a los que contaminan e incentiva la inversión en tecnologías limpias. La tarificación del carbono también genera ingresos para que el sector público invierta en la acción por el clima. En los sectores cubiertos por el RCDE UE, las emisiones han disminuido más de un 37 % desde su introducción en 2005 y los ingresos del RCDE UE han alcanzado los 175 000 millones de euros. Desde 1990, las emisiones totales de la UE han disminuido un 32,5 %, mientras que nuestra economía ha crecido en torno a un 65 %, lo que pone de relieve cómo hemos logrado disociar el crecimiento económico de las emisiones. El comercio de derechos de emisión se aplicará pronto a nuevos sectores en Europa en el marco de las reformas recientemente acordadas, que se extenderán al transporte marítimo y aéreo y, posteriormente, a los combustibles para los edificios y el transporte por carretera.

El llamamiento a la acción para unos mercados de carbono adaptados al Acuerdo de París se puso en marcha en la cumbre para un nuevo pacto financiero organizado por Francia en junio de 2023. Hasta la fecha, 31 países (la EU-27 + Barbados, Canadá , Islas Cook y Etiopía) han expresado su apoyo al llamamiento, que incluye tres elementos: 1) compromiso con la expansión y la profundización de la tarificación nacional del carbono y de los instrumentos del mercado de carbono; 2) apoyo a los países de acogida para la plena aplicación del código normativo acordado para los mercados internacionales conformes, y 3) garantizar una elevada integridad en los mercados voluntarios de carbono. El llamamiento se basa en iniciativas existentes, como el Desafío Mundial sobre la Tarificación del Carbono de Canadá, al que la UE se adhirió formalmente en la Cumbre UE-Canadá del 24 de noviembre, los Principios de Alta Integridad del G-7 y las normas. del artículo 6 del Acuerdo de París, y las complementarias.

Enlaces relacionados

Discurso de la presidenta von der Leyen en el acto de alto nivel sobre los mercados de carbono

Llamamiento a la acción para unos mercados de carbono adaptados al Acuerdo de París