TODO SOBRE LA COP28

0
153
A man walks past a COP28 sign at the venue of the United Nations climate summit in Dubai on November 30, 2023. Photo by Ryan Lim

¿QUÉ ES LA COP?

La Conferencia de las Partes (COP) se convoca en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), un tratado multilateral adoptado en 1992.

Las COP son cruciales en la lucha contra el cambio climático. En ellas los gobiernos evalúan los esfuerzos mundiales para avanzar hacia el objetivo clave del Acuerdo de París de 2015 de limitar el calentamiento global lo más cerca posible de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales.

También se toman decisiones sobre las formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptarse a los efectos del cambio climático, sobre la financiación para los países vulnerables duramente afectados por inundaciones, sequías y otros desastres climáticos, y sobre los medios para ayudar a los países a transformar sus economías y crear resiliencia al cambio climático.

¿Cómo se elige al anfitrión de la COP?

Los miembros de los grupos regionales celebran consultas para determinar qué país de su región hará una oferta para acoger una COP. El país anfitrión de la COP suele rotar entre los cinco grupos regionales de las Naciones Unidas: África, Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe, Europa Oriental y Europa Occidental y otros.

El país elegido para albergar la conferencia envía su oferta a la secretaría de la CMNUCC. Si la oferta es aceptada, se realiza una evaluación para garantizar que el país cumple con los requisitos necesarios.

Normalmente el país que ostenta la Presidencia de la COP es el que acoge la conferencia. Sin embargo, si no hay ninguna oferta para acogerla, el lugar por defecto es la sede de la secretaría en Bonn, Alemania.

¿Qué acuerdos importantes se han logrado hasta ahora?

1987 – Protocolo de Montreal. El Protocolo de Montreal (1987) fue un hito en la protección de la capa de ozono y sentó un precedente para futuros acuerdos ambientales.

1992 – CMNUCC (Cumbre de Río). La CMNUCC (1992) estableció el primer tratado global que abordó específicamente el cambio climático, reuniendo a 197 países para buscar la estabilización de los gases de efecto invernadero.

1997 – Protocolo de Kioto. El Protocolo de Kioto (1997) fue el primer acuerdo legalmente vinculante sobre el cambio climático, exigiendo a los países desarrollados reducir sus emisiones, aunque no aplicaba medidas a los países en desarrollo.

2009 – Acuerdo de Copenhague. Surge de la COP15 en Dinamarca con objetivos clave como limitar el calentamiento global a 2°C, financiar a países en desarrollo, impulsar las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) y crear procesos de revisión. Aunque no era vinculante, sentó las bases para el Acuerdo de París y mantuvo las conversaciones sobre cambio climático activas.

2015 – Acuerdo de París. El Acuerdo de París, el acuerdo más significativo sobre el cambio climático hasta la fecha, compromete a todos los países a reducir sus emisiones. Los gobiernos establecen objetivos para limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2°C por encima de los niveles preindustriales y esforzarse por mantenerlo por debajo de 1,5°C. El acuerdo también busca lograr emisiones netas cero a mediados del siglo, lo que significa que se emitirá la misma cantidad de gases de efecto invernadero que se retire de la atmósfera, también conocido como neutralidad climática.

2021 – Pacto por el Clima de Glasgow. La COP26 reafirmó los compromisos del Acuerdo de París y adoptó medidas concretas, como la eliminación progresiva del carbón y el aumento de la financiación climática, avanzando significativamente en la lucha contra el cambio climático.

¿Qué está en juego en la COP28?

El Acuerdo de París

  • Reiterar el compromiso y la ambición firmes en la agenda de lucha contra la emergencia climática adoptados en el Acuerdo de París, evitando usar como excusa las incertidumbres del actual contexto internacional para relegar la ambición climática.  
  • El presente escenario de incertidumbre internacional – derivado de la guerra en Ucrania, el conflicto bélico en Oriente Medio y las tensiones económicas globales – debe ser una motivación adicional para acelerar la transición ecológica; y la UE debe seguir siendo una fuerza impulsora de cambio.

El objetivo de 1,5ºC

  • El objetivo de 1,5ºC es alcanzable, pero debemos aumentar la ambición climática de forma sustancial para prevenir las consecuencias devastadoras y sin precedentes de un cambio climático drástico. A día de hoy, las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) no son suficientes para alcanzar el objetivo del 1,5ºC. Todas las Partes deberían revisar y fortalecer sus NDC, actualizando sus estrategias de desarrollo a largo plazo (LTS) sobre bajas emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Antes del Acuerdo de París, nos dirigíamos hacia un calentamiento global de 3,5ºC respecto a niveles preindustriales para 2100. Hoy en día, las medidas ya implementadas han reducido ese calentamiento a una trayectoria de 2,8ºC. Solo este aumento de ambición puede permitir cerrar la brecha hasta los 1,5ºC.

El fin de la era de los combustibles fósiles

  • El objetivo de 1,5ºC requiere el abandono gradual en el uso de los combustibles fósiles y el refuerzo de la transición hacia las energías renovables. El objetivo es impulsar un sector energético global predominantemente libre de fósiles mucho antes de 2050, mediante el desarrollo de un sistema energético total o gradualmente descarbonizado a partir de 2030.
  • El Consejo Europeo pide que se adopten medidas a escala mundial para triplicar la capacidad instalada de energía renovable hasta 11 TW y duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética de aquí a 2030, aunque respetando la combinación energética de cada país. Destaca que la cooperación con los países en desarrollo es esencial para abordar los desafíos y garantizar los beneficios de la transición.
  • También pide la eliminación progresiva de aquellas subvenciones a los combustibles fósiles que no atiendan a la pobreza energética ni promuevan una transición justa.

Doblar la curva: alcanzar el pico de emisiones mundiales de CO2 para 2025

  • Alcanzar el pico de emisiones mundiales de CO2 en 2025, y no más tarde, es la manera de conseguir la neutralidad de carbono (Net Zero) antes de 2050.
  • Esto pasa por no desarrollar nuevos proyectos energéticos sustentados en el uso del carbón, así como eliminar gradualmente los combustibles fósiles en términos generales.

Fuente de la noticia y de las imágenes: Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico Guía Medios COP28.pdf (miteco.gob.es)